Una milla de cruces sobre el pavimento, de Lotty Rosenfeld

Parte de la curatoría Pensar en público, actuar públicamente; de Galería Metropolitana.

  • Video-acción 4’45”
  • Santiago de Chile, 1979

“En noviembre de 1979, la exterioridad social y su devenir que demarcan nuestras rutinas, pasó a ser el soporte material de mis intervenciones creativas. Para ello, utilicé como modelo analógico primordial un signo de tránsito -las líneas blancas que dividen las pistas de circulación vehicular- las cuales modifiqué materialmente, generando como resultado un signo otro: el signo +. Este signo lo produje mediante el entrecruzamiento de dos líneas, la primera impuesta por un código de reglamentación social y la segunda propuesta por el arte a modo de interrogación crítica, que altera un tramo de la circulación cotidiana llamando la atención sobre la relación entre sistemas comunicativos, técnicas de reproducción del orden social y uniformación de sujetos dóciles”.

Una milla de cruces sobre el pavimento, como acción, ha sido repetida por 40 años en diferentes lugares del mundo, trazando/marcando lugares de poder político o económico: la Casa Blanca, en Washington; el Allied Checkpoint, en Berlin; el Banco de Inglaterra, en The City; el Arco de Triunfo, en París; la Plaza de la Revolución, en La Habana; el Palacio de La Moneda,en Santiago; Documenta 12 Kassel 2007; Nueva York 2008; Cali 2008 y Sevilla 2013, entre otros.